domingo, 20 de diciembre de 2009

RECIBÍ UN REGALO PARA NAVIDAD



El escrito que sigue me lo envió como obsequio CRISTINA DI MARTINO, mi maestra en Símbolos de Luz, lo camparto con ustedes para que mañana recibamos con AMOR al Espíritu de Navidad:


La noche del 21 de diciembre baja el ESPIRITU DE NAVIDAD con la misión de DAR. Es tu oportunidad. Esa noche toma uno o varios papeles y después de saludar al ESPIRITU DE NAVIDAD, pasa a hacer tus peticiones para el año que va ha comenzar.

Escribe un saludo al ESPIRITU DE NAVIDAD y comienza a hacer tus peticiones:

Puedes hacer peticiones de todo orden pero es bueno que pidas también para los demás, pide salud para ti, para tus familiares, para el mundo entero. Pide mejores ingresos, pide ropa, pide abundante provisión, pide una casa propia, pide lo que se te antoje, no te limites, que nuestro Padre Celestial, es riquísimo, su poder y sus bienes no tienen limites.

Antes de comenzar a pedir, confiésate ante el Señor, pide perdón de todo corazón por tus faltas reconocidas y aún por la que no reconoces. Ofrece y proponte corregirlas de veras. Luego perdona de todo corazón a todo el que tu creas que te a hecho algo que te ha disgustado, perdona, perdona, perdona de veras. Has un acto de amor y gratitud. Ante este DIOS paciente que siempre esta dispuesto a perdonar, y ahora limpiecito, con el corazón radiante de alegría y esperanza, comienza tus peticiones. Cada petición ha de ir escrita en una tira de papel. La puedes guardar en una caja, bolsa o lo que sea. A medida que se van cumpliendo las quemas y das gracias, o bien el otro año antes de comenzar a pedir miras tus peticiones del año que paso y cada petición cumplida la quemas y das las gracias. Veras que es mucho lo que has alcanzado.

Que sepas pedir y que la LUZ te envuelva. Ah!!! Y que sepas hacer uso de los bienes que recibas.

Un gran abrazo de Luz
Cris
www.simbolosdeluz.com.ar

sábado, 12 de diciembre de 2009

NAVIDAD






Hasta no hace mucho, Navidad fue para mí una palabra que me llevaba con su mano cálida hacia distintos momentos de alegría, de aroma a jazmines y perfumes de budines horneándose, de vísperas y preparativos alrededor del árbol, de regalos, de besos amorosos, y también de la primera comunión en la Parroquia de la Merced, ceremonia que esa vez se llevó a cabo en un día tan especial.
Hoy ese equipaje del pasado y la palabra NAVIDAD le abren las puertas a un espacio presente que elijo transitar. Con profundo agradecimiento por lo vivido, me instalo en la intención de que LA NAVIDAD sea un sentimiento continuo de PAZ Y AMOR INCONDICIONAL, que se genere y enriquezca cada mañana de todos los días de todos los años, como si la mesa festiva continuara puesta para siempre porque el corazón así lo ha decidido.

En mi casa el árbol ya está adornado, los jazmines perfuman los rincones, preparo tortas con miel y canela, el 24 iré con José y mi mamá a la Misa del Padre Carlitos, me encontraré con gente muy querida (Lili Llamas de Tognetti y su familia, los Lorenzo, Negrita Spinetta, Cintia Yaryura y su mamá, Susy Biale con Jorge y los hijos y más), luego brindaré con mis familiares, mis primos Santiago, Lucas y Gabriel encenderán globos a las 12 recordando la LUZ del CREADOR y pasará la noche y el día siguiente y el otro y el otro con la mirada perenne de este, mi nuevo tiempo en el que intento con certeza que LA NAVIDAD no se vaya nunca.



¡FELICES FIESTAS!