jueves, 24 de febrero de 2011

YA NACIÓ

DETRÁS DE LOS ÁRBOLES DORADOS, mi segunda novela ya duerme en casa.
Fue muy grande la emoción al verla, ahora va conmigo por el resto de nuestras vidas, y parece mentira que las palabras estén allí diciendo, ajenas a mi voluntad, lo que ellas eligen de acuerdo a quién las lea.